“Arequipa, La Blanca Ciudad”

Sugerimos visitar:

La plaza de Armas

La Compañía de Jesús

El templo de la Compañía y sus claustros adyacentes es el monumento más representativo de la Escuela Arequipeña,

Al contemplar la fachada, sorprende su profusa decoración. Todos los espacios han sido rellenados por temas decorativos en bajo relieve,

La fachada lateral fue diseñada y construida en 1654 y es considerada como una de las más antiguas muestras del arte mestizo arequipeño

La distribución interna de la iglesia corresponde a la planta basilical jesuítica, con una nave principal al centro y dos menores a los lados, cúpula de media naranja en el crucero, bóvedas de cañón, santuario, sacristía y coro alto.

El retablo del altar mayor es una magnífica composición del más puro estilo barroco churrigueresco, obra del maestro tallador Juan de Salas, quien utilizó 447 piezas de cedro y roble, 21 alisos y algunos palos de sauce, sobre el tallado hay una cobertura de pan de oro.

El sagrario, de pura plata repujada, es obra del maestro cuzqueño Pedro Gutiérrez.

El Monasterio de Santa Catalina

Fundado por el Virrey Francisco Toledo. Durante su visita a Arequipa la ciudadanía y el cabildo solicitaron la fundación de un monasterio de monjas. Ello lo motivó a conceder las licencias necesarias para la fundación del “Monasterio de Monjas Privado de la Orden de Santa Catalina de Siena”.

Años más tarde, Doña María de Guzmán, viuda de Diego Hernández de Mendoza, mujer hermosa, rica y joven que no tuvo hijos, decide recluirse en el monasterio en construcción, cediendo para ello todos sus bienes.

El 10 de setiembre de 1579 se hace la memoria y capitulación de la fundación del monasterio firmada por el Cabildo, Justicia y Regimiento de la Ciudad y el Obispado del Cusco, ocasión en que nombran a Doña María de Guzmán “primera pobladora y priora del Monasterio”.

Las mujeres que ingresaron como monjas al monasterio fueron criollas, mestizas y hasta hijas de curacas. Recién en 1964 ingresaron las primeras monjas españolas.

En 1582, Arequipa soporto un fuerte terremoto, el monasterio sufrió graves daños. A partir de entonces, entro en una situación de pobreza en la cual las propias religiosas repararon sus habitaciones. La capilla, por falta de dinero, no se pudo refaccionar ” por lo que el Santísimo Sacramento se exponía en una choza de paja”.

PORQUE EXPORT TOUR

Nosotros, en EXPORT TOUR, compartimos el compromiso de desarrollar el turismo con alto nivel de integridad y ética para conservar la confianza y la credibilidad de nuestros turistas.

  • Años de Experiencia
  • Recomendaciones
  • Mejores Destinos